En el entorno de la Borda Pina hay observatorios que permiten visualizar amplios espacios donde poder detectar presencia de fauna salvaje. Algunos de estos observatorios, por otra parte, han sido construidos como controles policiales o militares para detectar movimientos de los maquis, contrabandistas y exiliados en diferentes épocas.

Es importante advertir que no se puede dar garantía de visualización de la fauna de la zona a pesar de que es bastante abundante. La actitud agresiva y predominante del hombre durante cientos de años ha provocado un natural recelo de la fauna salvaje que siempre intenta esconderse del contacto de los humanos.

En defensa propia la fauna salvaje ha utilizado su instinto, su percepción y su sensibilidad en mejorar su capacidad de detectar los humanos bastante antes de que éstos les localicen. No siempre tienen éxito, sin embargo, y con unos prismáticos normales es relativamente fácil ver animales desde este mirador (por ejemplo) muy cercano a la borda.

Observatorios de la fauna

logo_borda_pina